sábado, diciembre 16, 2006

Musas y sirenas. 9 y 10 de mayo

Martes, 9 de Mayo
20:11h

Segundo premio en narración breve del concurso literario “De Linobeno”, que se celebra cada año en Linobeno. ¡El segundo premio! ¡Dos cientos cuarenta euros! Y ¿sabes qué es lo mejor? Que el relato premiado ha sido “La ninfa imaginaria”.
Serán aproximadamente las nueve de la noche
“La ninfa imaginaria”, segundo mejor relato del concurso literario “De Linobeno”. Dios, no puedo creérmelo...
Además, estando aquí, tan lejos de casa, tan lejos de todo, que me llegan las noticias de Linobeno sólo por teléfono... es como si se tratara de otra realidad, de otro universo al cual no puedo acceder. Pero no, es real.
Ayer por la tarde volví a hablar con mi madre, ya que a las siete tuvo que ir a recoger el premio. El sábado seis el de Surelia y ayer éste. Parece mentira, ¡dos premios en menos de una semana! Esta mediodía, al llegar a casa después del colegio, antes de comer, me ha vuelto a llamar mi madre. Me ha dicho que toda la familia está muy contenta por mí. Qué bonito es el amor...
La historia del premio viene a ser una cosa así: los del concurso llamaron a la Escuela para que se me comunicara que había ganado un premio, Marisa les dijo que yo estaba en Génova y buscó a Johana para pedirle el número de mi madre. Pero Johana no tiene ese móvil, por lo que buscó a Almudena, que sí lo tenía. Así que fue ella, Almudena, quien avisó a mi madre vía sms. Claro, mi madre, para asegurarse, optó por ir personalmente a la Escuela de Arte y hablar con Marisa. Y yo, mientras tanto, tan tranquila aquí en Génova...
Ganar un premio, que reconozcan y valoren lo que haces, es una experiencia maravillosa, pero lo mejor de esto es ver cómo todos los de tu alrededor se alegran y enorgullecen de ti. Ayer, Diana me envió un mensaje para felicitarme por el premio de Surelia. Le iba a mandar otro diciéndole que también había ganado este otro premio del que te estoy hablando, pero como de Italia a España y viceversa, los mensajes no son precisamente baratos, pues decidí “reservar” el saldo para otras cosas...

Miércoles, 10 de Mayo
8:00h

En la cama, esperando a que Matilde baje de la habitación para irnos al colegio. Su colegio, “Leonardo Da Vinci”, es el más grande de toda la ciudad, y es precioso. Creo que antes fue una iglesia, y que por eso conserva una decoración tan clásica. Bueno, clásica no, es más de ese periodo que une el Renacimiento con el Barroco. Precioso, sin más. Es un colegio muy bonito. Ella estudia el bachillerato científico, pero su asignatura preferida es filosofía.

8:19h
Ya en la clase, pero a la espera del profesor.
Como te iba diciendo, su asignatura preferida es filosofía, pero su profesor es malísimo.

8:38h
Sí, es malísimo.
Lo que me aburro...
Génova tiene un montón de cosas para ver. Que si catedrales, museos, el mayor acuario de Europa...
Los padres de Matilde me regalaron una guía de la ciudad, gracias a la cual he descubierto la gran cantidad de lugares interesantes y dignos de conocer que tiene esta ciudad. Sobretodo para alguien como yo que estudia arte. Por ejemplo, hay una iglesia en la que hay dos frescos de Rubens. Sin embargo, a la gente con quienes vamos no les gusta el arte. Estos chavales sólo adoran a los Sex Pistols y los porros. El fume, el fume, el fume. Ok, me encanta el punk, pero esta es la primera (¡y puede que la última!) vez que estoy en Italia y me encantaría aprovechar esta emana al máximo. Nada... ya es miércoles.
Ya es miércoles, nos iremos el sábado y aún no he visto nada interesante. Estar aquí es como estar en Linobeno. Eso sí, los amigos de las italianas son majísimos. Están muy muy locos, pero me encantan. Creo que les voy a echar de menos cuando llegue a Linobeno.
Ayer estuvimos por el Casco Antiguo pero no me compré nada. ¡Buf! Aquí, como en España, el comercio se resuelve en Zara, Sephora, Douglas, H&M, Pimkie y chinos. Más chinos, chinos, chinos... ¡Estoy hasta los cojones de los chinos!
Respecto al premio...
Mandé mensajes para comunicar la noticia a Dafne, Isabela y Guille. A Almudena le mandé uno agradeciéndole que avisara a mi madre, y a Guille pidiéndole que se lo dijera a Lucía. La única persona que me ha contestado ha sido Isabela. Ya sé que enviarme mensajes sale caro porque estoy fuera de España, pero... Guille me hizo una perdida. Ok. Dafne, nada. I love my friends.

10:03h
Esto del Proyecto Comenius es un tostón. Se aburren hasta los de la organización. ¡Aaaaah!

2 cafés:

Carlos dijo...

Creo que tienes una pequeña errata: en la 17ª línea por el final pones "emana" en vez de "semana".
Te lo digo con cariño y por si acaso, no sea q algun día publiques este libro y salga con eso.

Awixumayita dijo...

gracias Carlos :)