domingo, diciembre 17, 2006

Chèvrefeuille. 26, 27 y 28 de mayo

Día 56... 26 de Mayo
20:13h

(Según mi móvil, que está diez minutos adelantado)
Hoy, después de cincuenta y seis días, he estado con Carol y Dafne en cuerpo presente.
Sábado, 27 de Mayo de 2006
Aproximándonos a las diez...

En la cocina del patio, gastando electricidad innecesariamente porque, afortunadamente, aún es de día. Nos aproximamos al verano.
Estoy en Vetusta, por si no te habías dado cuenta. Mi familia ha estado limpiando esta tarde la piscina, para llenarla cuanto antes... (I love summer but I hate Vetusta!) mientras yo estaba en el salón viendo una película magnífica: “El hundimiento”.
Mensajes gratis e Isabela.
Isabela, Isabela, Isabela...
La echo de menos, me muero de ganas por estar con ella... Nunca me había considerado de una manera cien por cien bisexual (ni mucho menos lesbiana, visto lo visto) pero con Isabela es diferente. Muy diferente. Y genial. Con ella me entiendo mejor que con cualquier tío, nos entendemos, y lo mejor es que ella es lesbiana.
Domingo, 28 de mayo
19:20h

Hace mucho calor; un día puro veraniego. En el patio tomando el sol, mientras en la radio suenan los cuarenta principales y la piscina va llenándose de agua muy lentamente debido a la poca potencia que tiene esta vieja manguera.
Hay “Horas felices” pero no tengo batería y me dejé el cargador en Linobeno.

Tengo una extraña afición basada en leer los anuncios por palabras de los periódicos. Sinceramente, me da muchísima pena saber que los prejuicios nos llevan a buscar lo que queremos mediante mensajes anónimos. Yo voto por un mundo donde, sin ningún problema, se pueda preguntar: “oye, ¿te apetece sexo?” Así, sin divagaciones previas, sin mentiras que hablen de amor. Pero hay tantos prejuicios... De verdad, no entiendo por qué la gente opta por salir de marcha (ellas casi sin ropa y ellos apestando a colonia), dejarse claramente sobar y violar con la mirada, y no prefieren ir directamente al grano. No soporto a esas pijas que bailan reggaetón arrimándose provocativamente a un tío y luego se escandalizan si les proponen un polvo.
No me extrañaría que muchas de esas “estrechas calienta pollas” terminen enviando un mensaje al Canal Latino con algo así como: “Chica busca chico para ahora. No lucro, sólo puro vicio.”.
La gente que envía mensajes en busca de sexo al Canal Latino, por seguir con este ejemplo, no son en su mayoría (como muchos creen) pervertidos, pederastas o engendros de la naturaleza, sino gente normal, gente joven que sólo busca divertirse. Y es que está visto que salir un fin de semana con el objetivo de follar es prácticamente una tontería: mucho alcohol, mucho reggaetón y poco sexo. Mucho prejuicio en una sociedad claramente púdica e hipócrita.
Es muy triste ver la cantidad de gente que se siente sola.
Anuncios en el periódico, chats de teletexto, canales piratas (yo hablo del Canal Latino porque es el que se coge en mi casa, pero que hay un montón que subsisten gracias a los mensajes de “busco...” que envía la gente)...
Yo también quiero sexo. Sólo sexo, sin ningún tipo de compromiso. No me importa que la otra persona sea o no “mi tipo”, ni que comparta o no mis aficiones. No me importa la edad, ni el sexo, si tiene o no pareja, si estudia, trabaja o simplemente no hace nada. Sólo sexo, nada más. Y como yo, un montón de gente que se ve obligada a recurrir a los anuncios por palabras porque nuestra querida e hipócrita sociedad está sumida en un pudor absurdo; en una auto-represión sexual sin fundamento.

Sábado 26. A las cinco y media bajo a la estación de autobuses, en donde están Carol y su novio Pablo y cuyo autobús destino Masena sale a las seis menos cuarto. Hace dos meses que no la veo y ahora, debido a los parches anticonceptivos, tiene unas tetas gigantes. Me dice que tiene ganas de volver a salir conmigo y encerrarnos en el Praxis, que me echa de menos, etc. También critica ciertos comportamientos de su novio y tal, pero qué más da. Como si no la conociera... El motivo por el que no sale conmigo es, simplemente, que no hay fin de semana que no se vaya con su novio. Y seguirá ocurriendo esto durante mucho tiempo...
Hoy, que he hablado con ella por teléfono, me ha vuelto a decir lo mismo acerca de lo que me echa de menos y las ganas que tiene de estar conmigo en el Praxis. Le he propuesto que salgamos el viernes dieciséis de junio, que es cuando yo termino la selectividad, pero, cómo no, me ha dicho que se irá a Masena. Pues, sinceramente, por mí se puede ir directamente a la mierda.
A las seis y cuarto vino a buscarme Dafne, cuyo plan para esa noche era: “tú, yo y una botella en el Río”, para ir al supermercado a por unas botellas (melón y cranberry.). Fue muy agradable estar con ella después de tanto tiempo. Ahora ella está saliendo con Ramiro, un chico de nacionalidad guineana, de veintiséis años y que es portero del Titanius, un bar “bachatero” de La Desolada.
Después, ella se fue a clase de baile y yo volví a la estación, en donde estaba Josefina, a quien hacía ya no sé la de tiempo que no la veía. Acababa de llegar de Baracaldo y ahora debía esperar hasta las siete y media para ir a Vetusta. Me contó que ha vuelto con Torres, que sigue trabajando en una tienda de ropa y que por las mañanas anda cuidando a una señora mayor, pero que al año que viene se apuntará a una academia para estudiar belleza estética. Berta está trabajando en una residencia y la Cándida sigue tan niña como siempre.
Por la noche, una puta mierda.
Acabó saliendo con nosotras una chica que va a baile con Dafne, y se emborrachó de tal manera que no conseguía articular una frase con un mínimo ápice de coherencia. Entre el estado etílico en el que se encontraba esa chica, que Dafne estaba con Ramiro, y yo bailando sola “Hips don’t lie” de Shakira entre la maraña de tipos asquerosos del Titanius... Al final me rayé tanto que me fui a casa sobre las dos y media.
Cada vez me da más asco el mundo de la noche. El pueril mundo nocturno de La Desolada.
Con Isabela me he enviado qué sé yo cuántos mensajes desde el viernes. “Hablamos” tanto que acabamos diciéndonos que deseábamos enrollarnos, aunque ella me contó que aún no se ha enrollado con ninguna tía y esperaba que la primera vez fuera especial. Esto me asustó, pues supuse que eso significaba que no deseaba que yo fuera la primera, pero anoche me escribió que sí, que yo era la chica especial que había estado buscando. No sé cómo terminará esto, la verdad, pero me siento muy extraña. Y extrañamente bien.

5 cafés:

Carlos dijo...

Continua ...

Awixumayita dijo...

podías esmerarte mas, corazón

Renato dijo...

corazón????? Creo que me equivoque de blog... ups!

Renato dijo...

"me siento mejor, mi situacion es nueva, ultimamente he recuperado la fascinacion, entre risas y confesiones, mande a la mierda moralidades que me desesperan y es lo mejor.. por eso ahora me siento mejor..."

Awixumayita dijo...

Me sorprendes, Renato. Me alegro de que te sientas mejor :)
Corazón!!